El ritmo de vida actual incluye una fecha de caducidad a todo lo que nos rodea. De hecho, vivimos en una sociedad que se ha acostumbrado a actualizar todo. Desde la ropa de nuestro armario hasta las aplicaciones que usamos a diario en el móvil. Sin embargo, hay algunas cosas que se nos escapan. Este es el caso de las cerraduras.

Renovar las cerraduras de casa cada cierto tiempo es un factor esencial para evitar los robos. De hecho, las cerraduras físicas pueden quedar obsoletas con el paso del tiempo. Pero, ¿Cada cuánto tiempo es necesario hacerlo?

En primer lugar, debemos recordar que a mayor antigüedad, más fácil será abrir la cerradura. Tanto con la técnica llamada bumping como con las copias de llaves.

¿Qué es el bumping?

El bumping es uno de los métodos habituales para burlar la seguridad de las puertas. Consiste en insertar una llave en la cerradura con la posición más baja a la de los propios pistones de la puerta. Acto seguido, se golpea con un objeto contundente. De esta forma, los pistones se separan y se libera el giro de llave.

Pero el bumping es sólo una de las técnicas que utilizan para robar. Por ello, no es de extrañar que sea esencial renovar la cerradura. Con ello, evitarás que quede anticuada y desfasada en relación a los nuevos tiempos.

Tiempo de uso de una cerradura

Los expertos recomiendan cambiar la cerradura de casa cada 10 o 15 años. Hacer este cambio puede ser la mejor manera de evitar robos y ataques a la vivienda. En general, las cerraduras suelen tener una vida útil en torno a la década y media.

Los cambios periódicos son la mejor respuesta a la habilidad de bandas asaltantes para burlar los sistemas de seguridad. Si la actualizamos cada 10 o 15 años, seguiremos manteniendo un nivel óptimo de seguridad en nuestro hogar.

Por otro lado, los cerrajeros recomiendan contar con una cerradura de alta seguridad y un buen cerrojo. En añadido, aconsejan la instalación de dos cierres en lugar de uno. De este modo, reforzarás la seguridad de tu hogar y garantizarás el máximo bienestar.

¿Cuánto cuesta cambiar la cerradura?

El precio siempre variará en función del tipo de cerradura que se quiera instalar. Normalmente, se sitúa entre los 100 a los 300 euros en función  de las cualidades de cada opción. No obstante, sea cual sea el tipo de cerradura que desea instalar, no dude en consultar a nuestros profesionales. Se beneficiará de un servicio de calidad llevado a cabo por los mejores cerrajeros.

En Cerrajeros Sevilla nos encargamos de ayudar a nuestros clientes a mejorar la seguridad y protección de sus inmuebles. Instalamos cerraduras adaptadas a las necesidades de cada momento. Contacta con nosotros.