El sector de la cerrajería cuenta con un gran índice de intrusismo laboral. De hecho, más de la mitad de las aperturas realizadas en España la hacen cerrajeros no acreditados.

Tanto es así que, apenas hace una semana, conocíamos el caso de María del Mar. Una vecina de Cartagena a la que un cerrajero no acreditado le cobró 1.077€ por abrir su puerta en Nochevieja.

Situaciones que se evitarían contactando con un cerrajero homologado. Un profesional que genera seguridad y confianza. Una garantía de que el trabajo va a ser eficiente y de calidad.

En primer lugar, un cerrajero homologado tiene una formación constante. Se encuentra actualizado sobre las nuevas técnicas de robo y seguridad. Por ello, posee una cualificación técnica superior al resto de cerrajeros no acreditados.

En añadido, los cerrajeros con acreditación tienen licencia para comprar herramientas profesionales de calidad. Material que los cerrajeros no acreditados tienen prohibido pueden adquirir.

Cómo saber si es un cerrajero homologado

Los cerrajeros homologados que trabajan por la UCES (Unión Cerrajeros de Seguridad) están registrados en el Ministerio del Interior y no tienen antecedentes penales. Puedes comprobar su identidad a través de su carnet y placa de identificación.

Además, puedes comprobar su vigencia en la web de UCES en el apartado “Identificación Nº de placa”. Así como el listado actualizado de cerrajeros que se hacen pasar por acreditados sin realmente estarlo.

Otra manera de distinguirlos es que, normalmente, un cerrajero homologado nos dará varias alternativas de productos para nuestro problema.

Qué ha de saber hacer un cerrajero homologado

Un cerrajero homologado conoce el funcionamiento de los distintos sistemas de cerraduras, sus averías, formas de apertura y métodos para extraer llaves partidas. Además de estas tareas, un buen profesional será capaz de realizar las siguientes tareas:

  • Reparar e instalar todo tipo de cerraduras
  • Resolver problemas relacionados con cerraduras de automóviles
  • Crear llaves maestras
  • Instalar y abrir ventanas o puertas de seguridad
  • Abrir cajas fuertes
  • Instalar sistema antirrobos

Ahora, ya conoces todas las características de un cerrajero homologado. Por estos motivos, debes asegurarte de llamar a un cerrajero acreditado por una asociación profesional del sector.

En Cerrajeros de Sevilla somos una empresa dedicada profesionalmente a la cerrajería. ¡Pide presupuesto con nosotros!