A raíz de la actuación por parte de una empresa mal llamada de Cerrajería en Murcia recientemente, desde la Asociación de Profesionales de España en Cerrajería y Seguridad, Apecs, no podemos mantenernos al margen ante el grave daño que éste tipo de intervenciones generan a nuestro colectivo.

En primer lugar, sentimos la situación que ésta familia Murciana ha padecido e indicarles, que al igual que hemos realizado en otras ocasiones con otros consumidores, desde Apecs nos ponemos a su disposición para tratar de orientarles en cuanto a una posible reclamación. Asunto que no podemos realizar de oficio, al no ser Apecs una organización que representa a consumidores.

Obviamente el precio que se le ha cobrado a esta familia Murciana, está muy lejos de lo que son los precios de mercado. Nos gustaría destacar este aspecto, ya que de no haber sido tan abusivo el precio de la intervención, pasaría de largo a ojos de la opinión pública. Y el problema que padecemos en el sector está provocado por empresas que sin ser de Cerrajería, campan a sus anchas cobrando unos precios abusivos a sus “víctimas”.

Y es precisamente ésta idea la que queremos desde Apecs desterrar entre la ciudadanía. Lejos de ello, las empresas serias, las que tienen personal a su cargo, las que cumplen con sus obligaciones fiscales, están inmersas en una competencia leal con empresas homólogas, no pudiendo cobrar precios abusivos. Son las empresas que están “al quite”, las que se aprovechan del cliente desamparado, para hacer su agosto particular, desprestigiando a todo el sector.

Desde Apecs rogamos a la ciudadanía que no se fíen de los anuncios de internet, que no se fíen de las pegatinas que encuentran por las calles. Rogamos que busquen empresas con garantía, como pueden ser empresas que estén asociadas a organizaciones empresariales como Apecs, a organizaciones de consumidores, a Juntas Arbitrales, en definitiva, que su referencia no sea sólo una bonita web con anuncios publicitarios atrayentes.

Desde Apecs también rogamos, en este caso a la administración pública, que de una vez por todas, cree un registro de empresas habilitadas de Cerrajería. Esto serviría al consumidor final, a modo de tener una garantía añadida, ya que dichas empresas estarían tuteladas por la administración.

Por lo tanto, reiteramos que, como Asociación que llevamos muchos años luchando para poder regular este tipo de prácticas, viéndonos desamparados por las administraciones públicas, a las que pedimos, una vez más, que nos brinden su apoyo para poder terminar con estas situaciones.