A diario abrimos y cerramos la puerta de nuestro hogar varias veces al día. Aunque una puerta es un sistema fabricado para durar años, de vez en cuando no viene nada mal realizarle un pequeño mantenimiento para prolongar su vida útil.

Puertas Acorazadas

Una puerta acorazada se caracteriza porque tanto la hoja como el marco están fabricados en acero. Dentro de las puertas acorazadas hay muchas variantes, las hay con blindaje a una u a dos caras, con distintas cerraduras, etc.

Mantenimiento de una puerta acorazada

A la hora de realizar estas tareas de mantenimiento hay que fijarse en varias cosas.

Cerraduras.

Las cerraduras que acompañan a este tipo de puertas suelen ser mucho más fuertes que las que acompañan a una puerta tradicional. Pero eso no quiere decir que vayan a durar para toda la vida, por eso es importante:

Engrasar las cerraduras. Con ello evitaremos que las llaves se queden atascadas.

Engrasar la manija de la puerta. Hay que desmontarlas para realizar el correcto mantenimiento.

Pestillo. Tampoco debes olvidar esta parte tan esencial de la cerradura.

A la hora de realizar estas tareas hay que tener cuidado con el producto que se aplica, puesto que no todos los lubricantes para cerraduras son iguales, ni sirven para todo.

Bisagras.

Las bisagras de una puerta sufren mucho con el trajeteo diario, son las que aguantan el peso de la misma, por eso es importante realizarle también tareas de mantenimiento.

Revisión de tornillos. Hay que verificar de forma periódica que los tornillos siguen estando correctamente en su sito, que no se han aflojado.

Comprobación de bisagras. Revisa también que ninguna de tus bisagras esté defectuosa, es decir, que no se haya doblado, etc.

Engrasar las bisagras. También es recomendable que las bisagras estén perfectamente lubricadas para evitar su deterioro.

Limpieza de las puertas.

Las puertas es recomendable limpiarlas con un paño húmedo y luego secarlas con un paño de textura suave, para evitar así arañarlas.

Como ves tú mismo puedes realizarle el mantenimiento a tu puerta acorazada, siguiendo unos simples pasos.

Si no te ves capaz, o no sabes qué productos usar, también puedes contar con nuestro equipo. Para ello tan sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y fijar una fecha para el mantenimiento.